Os vamos a presentar en el blog una pequeña serie sobre las lámparas más emblemáticas del mundo industrial. Empezamos hoy con uno de los íconos, la lámpara Jieldé. Antes de nada, un pequeño apunte sobre su nombre: Jieldé en francés suena como la sucesión de iniciales J- L- D, en referencia a Jean Louis Domecq, padre de esta lámpara. En 1952 en la localidad de Saint Priest, cerca de Lyon, este inventor creó la lámpara Standard y depositó la marca. Su éxito en el mundo industrial y artesanal fue inmediato. Talleres y fábricas de todo índole se alumbraron a la luz de este invento. Su cliente más conocido fue la fábrica de coches Peugeot.

lampara jielde plegada

Concebida como una lámpara de trabajo, estaba sujeta a las mesas/bancos de trabajo por una pinza. Se usaban los modelos de uno o dos brazos.
Su éxito se basó en su solidez y no en criterios estéticos. El contacto eléctrico entre los brazos, la base y la pantalla se hace mediante arandelas de cobre situadas en los rótulos de cada articulación donde se interrumpen los cables eléctricos. Esta concepción única la hace resistente a todo tipo de agresiones permitiendo estirar y recoger la lámpara tantas veces como fuese necesario sin riesgo de romper los cables. Se logró también una perfecta estanqueidad gracias a sus arandelas de goma , y el conjunto de acero y aluminio colado le confieren una solidez inmejorable.

ejemplos brazos jielde

Más de 50 años después de su nacimiento, la Jieldé, ya rebautizada por los usuarios, invade el mundo de la decoración a nivel mundial. Hoy en día, miles de hogares lucen un ejemplar de esta joya del mundo industrial en su configuración de aplique o de uno, dos, tres o más brazos. La solidez que, al principio, la hizo tan popular en los talleres, le otorga además la opción de poder ser modulable al infinito para adaptarse a cada rincón de los espacios a decorar.

decoracion jielde

La ausencia de cables en sus articulaciones permite montar varios brazos según nuestra necesidad: una lámpara de lectura al lado de una butaca, de sobremesa para estudiar, de aplique en un baño, de ambiente en un salón… Para otorgar estabilidad a las versiones más grandes de 3 o más brazos fue necesario encontrar una base sólida capaz de aguantar el peso: discos de freno de camión suelen hacer función de pie de esta lámpara, siendo la única pieza no original (ya que en su versión inicial venía con pinza que no puede aguantar más de 2 brazos y no permite colocarla de pie).

pie jielde disco freno camion

En 1983 Marie Françoise Domecq, hija del creador, encabezó la empresa familiar antes de venderla a Philippe Bélier en 2002.

lamparas jielde